ENTREVISTA

  • Mariano Guindal
    EL DECLIVE DE LOS DIOSES
  • «Por primera vez en la historia de España, nuestros hijos van a vivir peor que sus padres. Eso no había pasado nunca, de ahí que nuestros hijos estén indignados y tienen razones para estar indignados»
  • Entrevista a Mariano Guindal. El declive de los dioses

     

    De todas las crisis, dice usted que España ha salido, pero ahora con tanto lío, no sé ni cuándo, ni cómo vamos a salir de esta.

    España, desde 1973, ha vivido seis crisis y cuatro recesiones. Tenemos una crisis cuando se produce una caída del crecimiento muy fuerte pero no entramos en crecimiento negativo y las recesiones las tenemos cuando nos encontramos con dos trimestres de crecimiento negativo con paro. Ahora España está en recesión. Todavía no se conocen los datos pero cuando se hagan públicos veremos que en el último trimestre del 2011 y el primero del 2012, muy probablemente, tendremos un crecimiento negativo y se producirá, veremos publicados los 5 millones de parados. Esto va a producir un impacto psicológico. En principio puede deprimir más la economía, sin embargo, la realidad es que al nuevo gobierno que salga el 20 de noviembre y que todos sabemos, y que nos hace pensar que será Mariano Rajoy, le deja las manos libres para que un gobierno nuevo, probablemente con mayoría absoluta, con recesión y 5 millones de parados, haga un plan de ajuste muy duro que es lo que la economía necesita para dar el salto adelante. Por tanto, es probable que a partir del segundo semestre del 2012, veamos ya un crecimiento sostenido, lento, pero sostenido. En el paro, en el momento que actualicen el censo electoral va a bajar en medio millón de personas, por una sencilla razón, los inmigrantes han empezado ya a irse pero no se lo han comunicado a los del censo, eso lo visualizaremos en la revisión. A nivel mundial, porque la economía española depende de la economía mundial, todo hace pensar que en el 2015 vamos a ver un nuevo ciclo de crecimiento, un nuevo boom económico por tres razones: durante 8 años que la economía ha estado paralizada, las ideas de negocios, los proyectos de negocios no se han podido llevar a la práctica, la tecnología en este tiempo ha crecido, se ha desarrollado fuertemente pero no se ha podido llevar a la práctica porque el capital está adormecido, guardado, tiene miedo. El capital existe pero en el momento en que se encauce la crisis de deuda saldrá adelante, porque el dinero tiene que ponerse a trabajar. En el momento en que coincida trabajo, capital, ideas, nuevas tecnologías se volverá a crear riqueza. Eso es lo que ha sucedido siempre. En la del 29 pasó así y en la del 70 pasó así y no olvides una cosa: España siempre ha prosperado a golpes de crisis.

     

    Las crisis son buenas, creo, nos hacen ver los puntos débiles, en qué nos hemos equivocado o qué tenemos que mejorar, pero yo he estado leyendo su libro y lo de la burbuja inmobiliaria, lo del ladrillo, se venía venir, pero claro, quién iba a parar eso. ¿Quién era el guapo que paraba eso?

    Tienes razón, pero yo te voy a poner un ejemplo, en un guateque, tú sabes que a la una de la madrugada todo el mundo está medio bebido y sería el momento de apagar la luz y retirar el alcohol ahora ¿quién estropea la fiesta?, ¿quién es el aguafiestas? Es muy difícil. Rato y Zapatero son los que crean el modelo de crecimiento de burbuja porque hacen una apuesta en 1996, con las elecciones, ellos apuestan por una generación rápida de empleo y apuestan por convertir a España en la California de Europa, que es construcción, es turismo y son servicios. Y efectivamente, crean 8 millones de empleo. En la etapa de Aznar llegan 3 millones y medio de inmigrantes, o sea, crean 8 millones de empleo pero una gran parte de ese empleo se crea para los inmigrantes porque los españoles ya habían superado esa fase. El gobierno del Banco de España, Jaime Caruana, advierte que las viviendas estaban un 30% revalorizadas por encima de su precio real y no se frena porque nadie quiere ser quien dé esa mala noticia, el que quita el alcohol del guateque. En el libro puedes leer, en las últimas páginas, como, Miguel Sebastián y Miguel Angel Fernández Ordóñez, advierten de que viene una burbuja y Sebastián llega a decir «menos mal que no vamos a ganar las elecciones» porque no estamos preparados y sería malo para España, para el PSOE y para el propio Zapatero pero, va y sorprendentemente, por una serie de circunstancias ganan, pero nadie quiere ser el aguafiestas. Yo le preguntaba a Fernández Ordóñez, bueno ¿qué pasa?, y él me dijo «una vez que estás dentro la cosa no se ve tan mal» y no desactivan la burbuja hasta que en el 2007, en agosto del 2007, pinchan la burbuja inmobiliaria española y nos estalla en la cara.

     

    En EEUU sí que existe la dación, es decir, en caso de no poder pagar la hipoteca se la queda el banco y deuda pagada.

    Por eso se crea el problema porque allí no había problema. Como la dación es la práctica habitual allí, la gente compraba una casa sin dinero. Le decían las casas están subiendo todos los años un 20% si no compra ahora, pues bueno, pensaba uno, tengo que pedir un crédito y lo voy echando para adelante y dentro de cinco años vale el doble por tanto, la casa me ha salido gratis y si sale mal, se la doy al banco y negocio redondo. Claro, con esto se crea una pelota inmobiliaria y financiera monumental que se ha llevado por delante el sistema financiero y crea una crisis sistémica porque los bancos negocian con esas hipotecas y las iban a vender como oro en molina. En España, la situación es más segura porque claro, si tú no puedes pagar la casa, la tienes que seguir pagando aunque la devuelvas, entonces la dación tiene partes positivas y negativas. La parte positiva es que los bancos no tienen que dar créditos a quien no los puede porque no hay garantías. En España hay garantías. Las hipotecas valen más baratas pero es de una injusticia social monumental. Aquí se ha creado una estafa gigantesca que han convertido a nuestros jóvenes en esclavos de la gleba porque tienes que pagar todo lo que habías ahorrado y te hipotecas a 40 años por algo que valía la mitad o que ni siquiera lo vale.

     

    Entrevista a Mariano Guindal. El declive de los diosesClaro, es que para que hagan negocio cuatro personas han hipotecado incluso a sus propios nietos.

    Sí, hemos hipotecado la vida de toda una generación. Aquí lo más dramático de toda la situación es que, por primera vez en la historia de España, nuestros hijos van a vivir peor que sus padres. Eso no había pasado nunca. Siempre hay una prosperidad, de ahí que nuestros hijos estén indignados y tienen razones para estar indignados.

     

    ¿Qué opina del 15-M? Es pregunta obligada.

    El 15-M, le pregunté a Stéphane Hessel cuando llegó a Madrid ¿será necesario un mayo del 68 para que nuestros jóvenes se hagan oír? Y él me dijo «mire usted, es que el mayo del 68 ya ha empezado. Eso fue en marzo. La primavera árabe es el inicio del mayo del 68 y esto se va a producir antes de lo que se piensa. A dos meses». Eso fue en marzo y el 15 de mayo se vuelve a producir. Ellos tienen razones para protestar y la sociedad tiene razones para protestar, para organizarse y para protestar contra los abusos del poder, no solo del poder político también del poder económico. Tienen razones más que sobradas. Ahora, si analizamos sus propuestas tengo que reconocer que son muy ingenuas. Ellos no son un partido político.

     

    Y no tienen nada que perder.

    Claro, esto es como el mayo del 68. Se me quedaron dos frases muy grabadas. «Que se pare el mundo que yo me bajo» y la otra «Quiero decir algo pero no sé qué quiero decir»

     

    Hay tanto que decir, que uno no sabe muy bien por dónde empezar.

    Sí. Pero estos jóvenes, esta protesta, harán que los dioses del poder se corten un pelo.

     

    Cambiamos un poquito y volvemos a su libro. En la época de Aznar, privatizaciones a tutti plein, y se colocan en las empresas privadas a sus amigos.

    Eso fue una vergüenza.

     

    Entrevista a Mariano Guindal. El declive de los dioses¿Cómo podemos aguantar los ciudadanos eso? Es como si estuviéramos vacunados. Nos han acostumbrado a tantos actos miserables que uno ya no sabe qué hacer ni dónde dirigirse para acabar con eso.

    Bueno, con un partido y con el otro. Mira, estos cuarenta últimos años de España, han sido los cuarenta años del pelotazo. Los jerarcas del franquismo que se hacen multimillonarios, luego viene la democracia y vuelven a hacerse grandes fortunas. Los socialistas bueno, son la beautiful people, la utilización de la información privilegiada, luego viene Aznar y es la privatización, las stock options y utilizan las empresas públicas para enriquecerse, pero luego viene Zapatero y vienen las fusiones, el ladrillo, los Florentino Pérez que se quedan con Iberdrola, los Entrecanales… Es una economía medieval, donde los ricos son los de toda la vida o tienen un primo o un hermano que está cerca del poder y encuentran información fácil, privilegiada, concesiones que los hace más ricos. Por eso la sociedad protesta. Lo que está pendiente, la transición pendiente, es la economía de las ideas. Cuando el señor de Mercadona, Juan Roig, coge un pequeño negocio y lo convierte en la primera cadena de distribución, cuando el señor de Zara, Amancio Ortega, lo convierte en la primera empresa de distribución del mundo, Mango… Ese es el tipo de economía que necesitamos, cuando alguien inventó el cola-cao, los chupa-chups… esa España de una idea, más capital, más trabajo, unida a la tecnología es la España que tiene que aflorar.

     

    ¿Pero estamos a tiempo para convertirnos en esa España cuando la mayoría de nuestros jóvenes con ideas, y sobradamente preparados, han tenido que salir fuera para ganarse la vida? Sabe que es la generación de la fuga de cerebros.

    Los cerebros se han ido. Por eso tenemos que crear un clima de desarrollo empresarial que pueda prosperar. Yo entiendo que la gente diga «hombre, los trabajadores no son los culpables de esta crisis» pero la salida pasa por las empresas. Las empresas necesitan tener beneficios porque los beneficios de hoy son las inversiones de mañana y, nos guste o no, tenemos que crear un marco laboral que sea muy fácil contratar y despedir porque si no, nadie va a montar una empresa. Lo siento pero tendremos que bajar los impuestos a los empresarios aunque tengamos que subir a los trabajadores o a los consumidores y tendremos que bajar las cotizaciones a la seguridad social que eso implica atrasar la edad de jubilación.

     

    Ese será uno de los puntales de la reforma.

    Esa será una de las principales reformas, será durísima pero hay que hacerla por eso se necesita un gobierno nuevo, con mayoría absoluta que vaya a imponer esas reformas. Ahora, a mí lo que me preocupa de esto, es que se repita la situación de 1982 cuando Felipe González arrasa y deja a la democracia sin oposición. La derecha a la cabeza con Fraga no es nada y se ganan cuatro elecciones consecutivas, tres con mayoría absoluta. La falta de equilibrio lleva al abuso, a la corrupción y a todo lo que vimos. Un PP sin ningún tipo de contrapeso, en un primer momento sería bueno para hacer las cosas bien, a medio plazo pero a largo plazo podría producir efectos negativos.

     

    Le voy a hacer un comentario personal. En las elecciones del 96, cuando se realizó el primer debate político, el cara a cara televisado de Felipe González- Aznar, disfruté muchísimo. Pero ahora, Mariano Rajoy y Rubalcaba, es que «me pierden gas». Dos gigantes de la política y hoy dos candidatos «desventados»

    (Risas) Es una técnica. Mariano Rajoy ha aceptado que no va a ganar las elecciones.

     

    ¿Ha aceptado?

    Sí. Sí. Él no tiene que hacer nada para ganar. Él no tiene que esforzarse en ganar, simplemente tiene que dejar que el otro se caiga, entonces en ese planteamiento no hay debate, solo esperar que tu adversario pase delante de ti.

     

    Entrevista a Mariano Guindal. El declive de los diosesSe me han quedado muchas preguntas. Me hubiera gustado hablar más sobre el sindicato del crimen, cuando Aznar se alía con algunos medios para desterrar y acabar con Felipe González, o los divorcios tan sonados de los Albertos, en concreto de Alberto Cortina a raíz de las fotos que se publicaron en una revista con su amante Marta Chávarri. Si es que al final, todo el mundo nos movemos por pasiones. Son nuestro punto débil.

    (Risas) Eso fue muy bueno. Las personas, que a diferencia de nosotros, tienen muchísimo dinero y todas sus necesidades cubiertas, lo único que le asemeja a nosotros son el amor o el desamor, las pasiones y ahí no hay dinero que valga. Y el ser humano es así y todos estos escándalos que cuento en el libro salen por mujeres despechadas.

     

    Una última pregunta, rápida, porque sé que si no pierde el Ave a Madrid, ¿Usted cree que el 20-N va a ir mucha gente a votar?

    Sé que todos los militantes del PP están movilizados, haciendo su trabajo.

     

    Pero los del PP siempre van. Los de la izquierda somos los que no lo tenemos tan claro.

    Yo creo, que como se prevé una victoria casi absoluta del PP, aunque la izquierda está más despolitizada, irá a última hora para compensar porque se sabe que el PP va a ganar.

     

    Quiero hacerle una propuesta para un nuevo título. En lugar de «El declive de los Dioses» ¿qué le parece «El declive de los ciudadanos»?

    Tendríamos mucho de qué hablar. 

     

     

    Fina Grau


    .VOLVER A ENTREVISTAS -> -> ->.

  • Volver