ENTREVISTA

  • Agustín Fernández Mallo
    EL HACEDOR (DE BORGES), REMAKE
  • «Agustín Fernández Mallo, el fantástico»
  • Entrevistando a Agustín Fernández Mallo. El Hacedor de Borges

     

    ¿Por qué has escogido El Hacedor entre la innumerable lista de obras de Borges?

    Porque fue el primer libro de Borges que leí y es un libro al que he vuelto muchas veces, quizá más que otros libros de él. Además es que el original de Borges son piezas muy cortas y me suscitaba más ideas para poder poetizar porque en un cuento muy largo hay tantas cosas que son miles las que puedes coger y este era como pequeñas piezas de Borges que yo podía trasladar a mi mundo.

     

    ¿No da un poco de miedo el simple hecho de este homenaje a este privilegiado de la palabra, entre otras cosas?

    En primer lugar es que no es un homenaje. El homenaje está implícito porque está ahí pero yo no lo he hecho para homenajearlo, lo hice porque el original me suscitaba muchas ideas y dije pues voy a escribir esas ideas. No, miedo no, ningún miedo, con respeto pero sin miedo porque si tienes miedo no das ni un paso.

     

    En este libro has conseguido una línea homogénea entre poesía y narrativa, ¿cómo has conseguido que empasten con esta perfección?

    Pues no lo sé, no tengo ni idea, porque casi toda mi obra es así, una mezcla de narrativa y poesía con referencias a las ciencias o la publicidad, que son muy antagónicas. Es que no lo sé, es mi cabeza. Yo en realidad escribo de una manera bastante rápida y lo que tengo en la cabeza lo vierto de esa manera.

     

    Entrevistando a Agustín Fernández Mallo. El Hacedor de Borges

    ¿Te ha salido lo que buscabas o ha sido un resultado no esperado pero gratamente satisfactorio?

    Lo segundo pero porque yo en realidad no busco nada concreto. Yo empiezo a escribir y no sé lo que voy a hacer, voy guiado por una intuición muy desdibujada. Nunca sé en realidad qué busco o no lo puedo definir, por lo tanto no encontré lo que buscaba porque tampoco buscaba nada.

     

    ¿Qué otro autor te suscita estos sentimientos?

    Los mismos, ninguno. Exactamente iguales, ninguno porque cada autor es como cada persona, cada uno te suscita algo. Hay otros autores que me gustan tanto como él, eso sí, pero de los cuales no haría un remake, porque es más complicado o no me apetece

     

    Tras tu existo con «Las nocillas», ¿crees que este libro llegará a ese listón que tú mismo has marcado?

    A ese éxito crítico sí, de hecho ya ha llegado, la crítica lo pone muy bien. Y en ventas también va muy bien, teniendo en cuenta que es un libro que inicialmente puede parecer más raro y la gente lee El hacedor (de Borges) Remake, pues no sé, pero está funcionando muy bien.

     

    He visto que existe otra versión de El hacedor (de Borges) Remake digital ampliada y apoyada con material audiovisual y otros enlaces que la enriquecen y que aún no está a la venta. ¿Cómo se te ocurre hacer esta segunda obra?

    Pues muy sencillo, quien siga mi blog sabe que me interesa muchísimo el asunto audiovisual e investigar mi poética a través de lo audiovisual y cuando yo veo que existe ya la posibilidad, que hay un dispositivo electrónico real, como son las tabletas, donde se puede implementar vídeos, poner links, internet y tal, y que la gente lo puede comprar, pues me interesa investigar a ver cómo se puede desarrollar mi creatividad a través de todo eso. Lo que hice fue una serie de vídeos, de películas de diez minutos, que acompañan en esa versión a diez de los cuentos. Las hice yo con una cámara casera, todo muy casero, pero me interesaba hacerlo yo, tocar el barro, la imagen. Si se lo encargaba a alguien yo no podía investigar mi estética a través de ella y la verdad es que estoy super contento. Hoy en la FNAC, que presento el libro, pondré una de esas peliculitas.

     

    ¿Qué opinas de la lectura en formato digital?

    Bien, no me parece mal, o sea, ni bien ni mal (risas). Es que quiero contestar eso porque es lo que creo que es, ni bien ni mal, yo no creo que hay a ninguna competencia, yo puedo hacerlo en formato digital, otras en formato libro, dependiendo del libro que me apetezca más o lo que tenga a mano en el momento. A veces son cosas tan prosaicas como eso y a veces hacemos unos debates tremendos, parece que el mundo se acaba y al final pues no, usamos el teléfono fijo o el móvil según convenga y no hay más.

     

    Entrevistando a Agustín Fernández Mallo. El Hacedor de Borges¿Y de la piratería que ahora afecta tanto al mundo editorial digital?

    Eso es imparable, no se puede detener. Bueno a ver, con la literatura no te vas a hacer millonario, míralo así, a no ser que seas un «bestsellerista», entonces sí. A mí, que se pirateen mis obras o no, no me influye gran cosa, seguro que a mis editores no les gusta nada, lógicamente, pero a mí me da igual. Eso sí, yo tampoco promoveré nada para que se haga porque parte de la obra, cuando firmas un contrato, ya no es tuya, es de la editorial. En realidad a mí lo que me interesa es escribir y desarrollar mi mundo, al final ¿a mí quién me va a piratear?, ¿cuántas obras?, ¿cuánto dinero voy a perder yo ahí? Nada, poquísimo, eso no te saca de pobre. A los que les hace mucho daño es a los que venden miles y miles y miles, pero bueno, esos tendrán que buscar otro canal de comercialización de sus obras.

     

    ¿En qué estás trabajando ahora mismo?

    Trabajando, trabajando, en mil cosas que no sé qué son. Tal como trabajo yo, que trabajo sin programación, que trabajo sin saber lo que hago y trabajo por intuición, nunca sé qué estoy escribiendo hasta que de repente tengo algo y digo ¡Ah, esto es esto y esto lo enlazo con aquello! Así que no lo sé, tengo textos que pueden llegar a ser novelas, algún texto que será, supongo, un libro de ensayo, de teoría, tengo un libro de poemas, pero ese está terminado y supongo que saldrá ya el próximo año, no sé, voy así como circulando y van saliendo cosas, no tengo nada fijo. No puedo decir estoy trabajando en esto porque voy a llegar a este punto. Ni idea.

     

    ¿Cómo es Agustín cuando no está escribiendo?

    Igual que cuando estoy escribiendo. Es que yo cuando me siento a escribir, no soy de los que piensa ¡Ahora soy escritor y entonces cambio!, no, escribo y lo mismo que estaba pensando hace un momento cuando estaba viendo la televisión, por ejemplo. No articulo ese cambio en mi cabeza porque entonces ya no haría lo que hago.

     

    Entrevistando a Agustín Fernández Mallo. El Hacedor de Borges¿Qué le gusta hacer y no puede?

    No sé, supongo que muchas cosas. No puedo por falta de tiempo, supongo. No sé, quizá me gustaría tener más tiempo para escribir, a veces tengo poco, ahora estoy todo el día viajando de un lado a otro, una conferencia aquí y otra allá, entonces a veces no tengo demasiado tiempo para escribir y escribo en los hoteles, en los aeropuertos… y a veces me gustaría poder decir voy a estar en mi casa, que me encanta estar en casa y echo de menos estar en casa una temporarita.

     

    ¿Qué pondría en letra pequeña si tuviera que hablar sobre ti?

    Esta pregunta es muy difícil, ponla tú (risas). Hombre hay veces que cuando sale una novela, hay gente que dice que Agustín Fernández Mallo es un novelista y nadie piensa que soy un poeta. Yo empecé con la poesía y sigo escribiendo poesía. Yo creo que si mis libros no estuvieran atravesados por una serie de hilos poéticos, no valdrían nada. Yo creo que aquí, como en todas mis novelas, también hay poesía infiltrada y es lo que hace que tenga un valor.

     

    Dame un titular para la entrevista

    Jejeje. Agustín Fernández Mallo, el fantástico.

     

    En letra pequeña: Pero no digas que lo he dicho yo, es tu titular.

     

     

     

    María de la Morena y Fina Grau

     

    .VOLVER A ENTREVISTAS -> -> ->.



  • Volver