ENTREVISTA

  • Rosa Montero
    LÁGRIMAS EN LA LLUVIA
  • «Esa cosa vaga y completamente volátil de la identidad y la memoria siempre me ha fascinado»
  • Entrevista a Rosa Montero. Lágrimas en la lluvia

     

    Lágrimas en la lluvia. Un libro futurista si ser de los llamados de «Ciencia Ficción»

    Sí, sí que es de ciencia ficción, en este país hay un prejuicio con la ciencia ficción y resulta que es un género maravilloso, literariamente espléndido, y no lo digo por mi libro pero hay libros de grandísimo nivel literario dentro de la ciencia ficción. Este es un libro que es de ciencia ficción y además de detectives, es un thriller de ciencia ficción. La ciencia ficción no es lo que la gente piensa, hay mucha gente que no ha leído mucho este género y piensa que es hablar de marcianitos verdes o algo así. Es un género que permite profundizar, no te escapas de la realidad al hablar de ciencia ficción, al contrario, estás profundizando en la realidad porque te permite hablar de la condición humana con una capacidad metafórica mayor.

     

    No sé si es lo que buscabas pero creo que una historia perfectamente plausible.

    Sí, la verdad es que sí, el resultado siempre es inferior a los sueños y nunca llegas a conseguir exactamente lo que tenías en la cabeza pero la ficción es un género de madurez y a medida que vas creciendo, vas mejorando y vas aprendiendo a escribir, el resultado está más cerca de lo que has ideado. Yo ahora llevaré tres o cuatro libros en los que creo que he llegado a mi meseta de creatividad más alta, y no creo que suba mucho más, pero en estos últimos libros sí que el resultado está más cerca de lo que tenía en la cabeza.

     

    ¿Cómo se escribe una historia con tantísimos elementos que en un principio parecen tan contradictorios: luchas de androides y amor, policiaca y sensible, intrigante y tierna…?

    Porque la vida es así, la vida es compleja, es contradictoria yo tengo un concepto de la vida, además fundamentalmente paradójico, y la vida es muy paradójica, entonces ante esa complejidad, cuanto más complejo seas capaz de reportar una realidad, creo que se acerca más a lo real. A mí esa complejidad, como los miles de matices del gris, me parecen que representan mucho más a la vida.

     

    Entrevista a Rosa Montero. Lágrimas en la lluviaMercado negro de memorias, reps combatientes, conflictos emocionales en cuanto a la «tecnohumanidad» o la humanidad… ¿Qué ha ocurrido en tu vida para que te surgiera una novela así? ¿Has tenido recientemente algún problema de identidad?

    Todos tenemos problemas de identidad, es uno de los grandes, grandísimos, temas míos que siempre trato en todas mis novelas, en todas, sea del género que sea. Es la identidad y la memoria. La memoria es fascinante porque es, en realidad, una invención, la memoria que nosotros creemos que es objetiva es una invención, no nos podemos fiar. Lo que recordamos hoy de nuestra infancia, por ejemplo, no es lo mismo que recordaremos dentro de veinte años, ni es lo mismo que recordábamos hace veinte años. Nosotros recreamos lo que recordamos, reescribimos lo que creemos, es una especie de cuento que nos contamos. Yo tengo un hermano y a veces recordamos cosas de nuestra infancia y te aseguro que sus padres no son mis padres, la idea que él tiene de sus padres no es la idea que yo tengo de los míos.

     

    ¿Y este recuerdo va madurando conforme tú vas creciendo?

    No solo va madurando sino que va cambiando. Lo vas cambiando conforme a tus necesidades, sin darte cuenta pero lo vas alterando, y como la identidad se basa en la memoria esto es como decir que la identidad también es un invento. La identidad tampoco es una sola, somos muchas identidades, tú eres una persona con tus amantes, otra delante de sus padres, con tus amigos, con tus hijos… somos muchos y en diversos momentos de nuestra vida. Decía un escritor francés, Henry Michaux, que «El yo es un movimiento en el gentío» y para mí es una frase maravillosa. El gentío somos nosotros, por dentro de nosotros hay un gentío y el yo es un movimiento que va cambiando todo el rato entre ese gentío, ahora es así y luego será de otra forma. Esa cosa vaga y completamente volátil de la identidad y la memoria siempre me ha fascinado.

     

    Entrevista a Rosa Montero. Lágrimas en la lluviaEn la mayoría de tus libros hablas sobre la conciencia social, sobre las emociones y los sentimientos y sobre todo, en casi todos ellos, la mujer es protagonista ¿crees que es posible escribir un libro totalmente de ficción donde no haya ni un atisbo de realidad?

    No podemos imaginar nada que no tenga una base real. Por otro lado no quiero hacer un libro que no tenga nada que ver con la realidad, yo lo que he querido es hacer un libro que hable de la realidad. No he pretendido salirme, al contrario, lo que quería es profundizar en ella. He utilizado esta especie de gran cuento que te permite la ciencia ficción para hablar de la condición humana

     

    ¿Cuánto hay de Rosa en Bruna?

    Mucho, yo creo que es uno de los personajes más cercanos a mí que he escrito en mi vida. Quizá sea porque como tiene tantas cosas distintas a mí me he podido sentir libre para hacerla más parecida a mí en lo esencial. En términos generales somos muy distintas, ella es una replicante de combate y yo soy una birria, soy incapaz de pegar, físicamente soy muy miedosa; ella está entrenada y educada para matar, nada más contrario a mí; ella es una misántropa total y no se lleva nada bien con la gente, al principio de la novela luego termina mejor, y yo adoro a la gente… Hay muchas cosas muy distintas pero todo eso hace que pueda ser muy igual en otras cosas básicas, como por ejemplo en su furia, la furia que siente ante la muerte también la siento yo, en sus ansías de vida, en los bocados que le pega a la vida… eso también lo veo como muy mío. Muchas cosas, creo que el personaje más fiel.

     

    En un tono un poco más personal: ¿Cuándo fue la última vez que Rosa Montero se secó las lágrimas?

    Pues yo soy muy llorona, hace poquísimo, puede haber sido un día, dos días…


    ¿Periodismo contando realidades o narración ocultándolas tras una historia ficticia?

    El periodismo es un género literario como cualquier otro y se pueden escribir grandes libros, por ejemplo A sangre fría, el reportaje de Truman Capote que es un libro literario impresionante. Es muy raro el escritor que cultiva un solo género, yo me considero una escritora que cultiva la ficción, el periodismo y el ensayo, lo que pasa es que dentro de eso, la ficción para mí es mi vida. Como muchos novelistas yo empecé a escribir de niña, con cinco años, escribía cuentos de ratitas que hablaban, entonces desde que me recuerdo como persona, me recuerdo escribiendo ficción y no sé vivir sin eso, me da miedo que se me acabe porque no sé vivir sin eso. Y el periodismo me gusta mucho pero es un oficio, el algo exterior. Es otra cosa y además son muy distintos.

     

    ¿Cuál ha sido el motivo por el que has dicho ¡Basta ya! recientemente?

    Pues por ejemplo a seguir haciendo todo lo que te piden, porque no puedes vivir. Es muy difícil decir que no pero por fortuna estoy empezando a aprender a decir no, porque es fatal

     

    Entrevista a Rosa Montero. Lágrimas en la lluvia¿Cuál es tu libro de cabecera?

    No tengo libro de cabecera, me quedan tantos por leer que voy cambiando.

     

    Y, ¿en qué momento de tu vida no hiciste algo de lo que luego te arrepentiste?

    No me suelo arrepentir, me parece una tontería. Cada uno hace las cosas cuando puede, como puede y la mayor parte de las veces las haces porque es lo único que puedes hacer en ese momento y arrepentirse es de idiotas porque como ya no lo puedes arreglar… Vivo sin arrepentimientos de ese tipo en general. Otra cosa es que alguna vez haya hecho cosas de las que me siento culpable, por ejemplo, me suelo arrepentir cuando pierdo los nervios, cuando me pongo furiosa, o muy cabezota, a discutir y de eso sí me suelo arrepentir.

     

    ¿Tienes un objeto o persona que te sirva de musa para tu inspiración?

    No, no tengo. Puedo escribir casi en cualquier lado. En mi casa, lo que sí me gusta tener son pequeños objetos que me gustan y que tienen algún recuerdo para mí o algún significado porque me lo hayan regalado algunos amigos o signifique algo importante.

     

    Siempre has dicho que tú antes de ponerte a escribir tienes la idea preconcebida en la cabeza

    Sí, bueno, me paso como un año o año y pico desarrollando esa novela, con cuadernitos, tomo notas… y cuando ya la tengo toda clara y sé que va a tener 47 capítulos y de lo que va a ir cada capítulo, me siento al ordenador y cambia. En vez de 47 capítulos tienes 63, luego se muere un personaje… la novela es un organismo vivo hasta el final y esa es la gracia

     

    ¿En qué estás trabajando ahora mismo?

    En la promoción que no te deja tiempo para más. Bueno pero tengo dos ideas, la idea de una novela normal, que ya la tengo casi y la escribiré algún día, probablemente será la próxima, y luego tengo ya la idea de otra novela de Bruna Husky, no sé cuál de las dos escribiré antes.

     

     

    Fina Grau

     

    .VOLVER A ENTREVISTAS -> -> ->.


  • Volver