ENTREVISTA

  • Reyes Monforte
    LA INFIEL
  • «El día que escriba una comedia no se lo va a creer nadie, soy consciente de ello»
  • Entrevista a Reyes Monforte. La infiel

     

    Aterradora sería la palabra que definiría el principio de la novela, ¿cómo consigue Reyes Monforte mantenerlo durante la mayoría de la narración?

    Pues con esfuerzo pero sobre todo eligiendo un tema como este que, la verdad, a cada paso te sorprende un poco más y te alucina, incluso, descubres cosas que dices esto tiene que pasar solo en las películas, es imposible que esté pasando y es verdad eso de que la realidad supera la ficción. Yo antes decía «qué bonita frase» pero es cierto, por muy aterrador y muy terrorífico que te imagines un tema como este, siempre la realidad y los datos y el día a día te lo confirma y lo superan.

     

    Esa línea tan fina que separa el amor del odio que siempre está presente en tus novelas y que tú eres capaz de manejar tan sutilmente, ¿no es un poco peligrosa a la hora de sentirse encasillada en ese tipo de literatura?

    Pues yo lo de encasillada, fíjate, no me veo. Hay muchos que me preguntan ¿siempre coges a protagonistas femeninas?, y la verdad es que no es nada predeterminado, no es algo que yo voy a buscar una historia con una mujer de protagonista. Yo busco una historia que crea que puede emocionar, que sea impactante, que me sorprenda a mí y espero que también al lector y luego sí que ha dado la casualidad que ha sido una mujer la protagonista. Yo creo que las mujeres son capaces de, para bien o para mal, llevar más allá sus pasiones, sus sentimientos. Son capaces, por ejemplo, en el terrorismo islámico los propios expertos te dicen que la crueldad de una mujer y el aspecto radical que demuestra una mujer, incluso supera a la de un hombre. Yo creo que somos más radicales, no sé si llamarlo explosivas, pasionales, sentimentales pero siempre vamos un poquito más allá.

     

    Entrevista a Reyes Monforte. La infiel

    Y todo ese dolor que viven las mujeres de tus novelas ¿Es necesario sufrir tanto para protagonizar una novela de éxito?

    (Risas) Sí, el día que escriba una comedia no se lo va a creer nadie, soy consciente de ello. Yo creo que la literatura también está para captar esas historias extremas porque si cuentas una historia normal, de amor normal, donde nadie sufre, todo es felicidad… ya están «los mundos de yupi» para eso. Será la vena periodística pero sí es verdad que siempre busco lo más extremo que nos lleva a vivir una aventura que, gracias a Dios, yo en la vida real no vivo pero a través de la ficción se puede vivir.

     

    Miguel aparece de vez en cuando ¿es la esperanza que nunca puede faltar?

    Exactamente, la esperanza nunca puede faltar si no apaga y vámonos. Y sí que es verdad que hay mucha gente que ha leído el libro y ha dicho «Me he enamorado de él», «Esta está loca, cómo se va con el otro» y eso sí que me ha gustado porque Miguel tenía que ser la contrapartida, el salvavidas, la isla en medio de tanta agua y tanto sufrimiento. Y sí creo que la esperanza es lo último que se pierde. El final no se puede contar pero creo que el lector va página a página, descubriendo cosas al mismo tiempo que la protagonista y llega al final con esa esperanza, en la literatura y en la vida real.

     

    Indagas en los pensamientos de los mártires islámicos ¿cómo consigues meterte en ese mundo para documentarte sin morirte de miedo?

    Al principio te mueres de miedo, luego cuando lo escribes, como sabes que estás manejando personajes ficticios, ya te relajas un poco, pero en La Infiel también aparecen personajes reales, como la historia de Raquel Burgos. La historia nació cuando yo escuché en los medios de comunicación que había una española, estudiante de periodismo, que su sueño profesional era ser corresponsal de guerra e informar en la televisión, en la radio, en la prensa, en los medios de internet… y de repente se casa con el líder de Al Qaeda en España, con el ideólogo del 11-M, y dices, algo ha pasado aquí, una universitaria española que no tiene nada que ver con este mundo, y ya no me refiero a la religión sino con el mundo del terrorismo islamista, nos hemos vuelto locos, qué es lo que pasa… y la verdad es que siguen un proceso predeterminado. Las células terroristas islamistas empiezan con la conquista amorosa que lo saben hacer muy bien, empiezan como la Pasión Turca que todos tenemos en la cabeza, empiezan con la conquista amorosa y acaban con la conquista vital. El problema de Sara no es enamorarse de un musulmán, por supuesto, o de un judío o de un cristiano, el problema es cuando Sara descubre que es un terrorista islamista, es decir, un loco, un fanático que interpreta la religión de acuerdo a sus intereses belicistas, es una locura, y ahí es donde empieza el problema, el amor se convierte lógicamente en odio, él utiliza el chantaje, secuestra a su hijo, y le dice que o se transforma en correo humano y se envuelve en un chaleco de explosivos o matan a su hijo, y ahí está el dilema.

     

    Entrevista a Reyes Monforte. La infiel

    Indudablemente sabes la contestación cuando la protagonista se ve envuelta en la cuestión más terrible que a una madre se le puede presentar «Tu vida por la de tu hijo» ¿has llorado mucho al enfrentarte al folio en blanco de tu monitor cuando estabas narrando estas situaciones tan dolorosas que le suceden a la protagonista?

    Yo cuando llego al folio en blanco ya llego llorada de casa (risas), ya he llorado en el proceso previo, siempre es duro. Cuando vas descubriéndolo. A mí me decían que no sé cuantas españolas están casadas con miembros de estas células terroristas asentadas en España, sobre todo en la Comunidad Valenciana, y piensas ¿cómo es posible, no se dan cuenta?. Pues los terroristas islamistas son maestros del maquillaje en ocultar cosas, en ponerse una careta y aparentar lo que no son. Y piensas, cómo es posible que pase eso, pues sí que pasa, y no solo en su país sino en todo el mundo occidental, Estados Unidos, Europa... Lo malo es conocer el modus operandi de Al Qaeda, antes cogían a una mujer la envolvían en explosivos, le ponían un burka y la soltaban en un puesto fronterizo o en una barrera, o donde fuera, pero como ahora saben que ya es sospechoso, lo que quieren sobre todo, son mujeres occidentales españolas, alemanas, italianas, americanas rubias de ojos azules o morenazas pero sin la indumentaria islámica para que no sean sospechosas. Ha habido casos en que se han detenido a tiempo, hace menos de un año conocimos la historia de una estadounidense con ojos azules y rubia de un metro ochenta y despampanante, que pensaba inmolarse en mitad de una plaza de Berlín y, gracias a Dios, los servicios de inteligencia internacionales la detuvieron, si no imagínate.

     

    ¿Cómo, cuándo o dónde aprendiste que la venganza más noble es el perdón?

    Esa es una frase muy bonita, no sé ni cómo se me ocurrió (risas). Una viuda negra, una chica chechena, que se quería inmolar y lo quería hacer como venganza porque habían matado a su pareja y para ella la vida ya no tenía sentido. Hay quien lo hace por honor, por convicción, pero ella se quería inmolar, como muchos, por venganza y le dice a Sara, la protagonista, «La venganza es lo único que perdura en el tiempo y además es la gasolina que mueve tu motor para seguir adelante». Y claro, hablando con alguna de estas mujeres dices, te han matado a tu pareja o te han matado a tu hijo, ¿cómo reaccionarías tú? independientemente de las religiones, los fanáticos, y esto no es ninguna manera de justificación pero cuando vi a esta madre que asesinó al violador de su hija, piensas que por supuesto es condenable, y luego piensas, pues yo no sé si lo haría, alguien que mata a tu ser querido y encima se está cachondeando y está en la calle, hay un momento que piensas me lo cargo, aunque destroce mi vida. Luego entra el sentido común de la gente normal que tenemos un segundo de arrebato emocional y dices dónde voy, no soy como ellos. Esa frase, la verdad, es lo único que perdura en el tiempo y la venganza más noble es el perdón, es el consuelo que les queda a muchas víctimas, perdonar para no tener rencor y poder vivir sin convertirte en uno de ellos, en uno de los malos, que es de lo que va el libro, de buenos y malos, no va ni de musulmanes ni cristianos, cierto es que en este libro el malo es un musulmán.

     

    Entrevista a Reyes Monforte. La infiel

    La venganza personal de nuestra protagonista tan responsable, independiente y trabajadora,  ¿contiene alguna moraleja o doble sentido?

    Buff, contiene todos los significados y moralejas que tú quieras, yo creo que el sentimiento de venganza lo tenemos todos, ese abanico de sentimientos que va desde el amor hasta el odio pasando por la venganza, el perdón o la ayuda. Todos esos sentimientos son los que nos hacen personas, lo que pasa es que algunos se mueven más por unos sentimientos que otros pero creo que la venganza es algo que tenemos todos. Si te pones en el lugar de Sara que te destrozan la vida, ¿qué haces?, al menos te lo planteas, no te digo yo que reacciones tal y como reacciona Sara, que no vamos a contar el final, pero al menos te lo planteas.

     

     ¿Cuándo la gente te define como la autora de Un burka por amor (es lo que primero se dice) qué sentimientos pasan por tu cabeza? 

    Pues sentimiento de agradecimiento y satisfacción, Un burka por amor es el primer libro que escribí y superó todas las expectativas y ya va por la edición 45, traducida a 10 idiomas. Quieren hacer una película y se sigue vendiendo, solo me puede provocar una alegría muy grande. Esperar que La infiel siga el mismo camino o que lo supere. No me puede molestar, es como si le dices a Nadal, ¿te molesta que te digan que siempre ganas los partidos? Me molesta no vender medio millón de libros con cada libro (risas). Bueno, pero al margen del éxito que tengan o lo que vendas, que te diga la gente que no conocía la situación de las mujeres afganas, o yo no sabía lo que escondía el burka, o no sabía del sufrimiento, eso sí que te llena de alegría. Gracias a esto sabemos que la mujer sigue sometida en esos países. El burka es una cárcel, que no nos vendan historias de que es un símbolo religioso porque no lo es, porque ningún Dios de ninguna religión te pide eso. En el Corán no aparece la burka en la vida, pero la interpretación que cada loco fanático pueda hacer con cualquier libro sagrado de cualquier religión, fíjate, cabe de todo.

     

    Reyes ¿radio, televisión o literatura?

    Sobre todo radio y literatura, la televisión da un poquito de pereza por lo menos a mí. La radio es un medio que me encanta, estuve haciendo radio 15 años, y volveré a hacer radio. Tengo la suerte, y públicamente lo agradezco a los directores de las cadenas de radio, porque no hay año que no me llamen y me pregunten, ¿te apetece volver?, ¿hacemos algo? Y la verdad es que eso es muy de agradecer porque con todo lo que hay, con lo que cambia esto, que se sigan acordando de ti pues da una alegría, pero de momento tira más la literatura (risas).

     

    ¿Tienes algún nuevo proyecto literario entre manos?

    Hay alguna historia dando vueltas por ahí, más o menos la tengo clara, pero ahora con la promoción de La infiel que ya la han comprado para hacer una serie en Antena3, de momento estoy un poco quieta, pero sí que hay una historia.

     

    ¿Vamos a sufrir tanto?

    (Risas) Vamos a sufrir mucho. Pero no es una mujer la protagonista, por fin a la quinta irá la vencida. Es cierto que en La infiel, la protagonista mujer sin los protagonistas masculinos, no se entendería, y sí, aparece más tiempo Sara, pero la importancia que tienen los personajes masculinos no tendría sentido, ni la historia, ni la vida de Sara. Son esos hombres los que van cambiando la vida de Sara. Se encuentra con varias mujeres entre ellas Raquel Burgos pero son los hombres los que marcan su vida.

     

     

    María de la Morena

     

    .VOLVER A ENTREVISTAS -> -> ->.


  • Volver