ENTREVISTA

  • Rafael Reig
    TODO ESTÁ PERDONADO
  • «La relación sexual y sentimental debería partir de la base de reconocer la existencia del otro y de considerarle una persona igual que tú»
  • Entrevista a Rafael Reig. Todo está perdonado

     

    Comienza con fútbol, incluso se dividen las partes del libro igual que se clasifican las rondas de fútbol ¿Todo lo que tiene que ver con el fútbol engancha sobre todo para un comienzo? ¿Piensa qué puede parecer un libro para hombres?

    En mi experiencia personal no, porque yo no he visto un partido de fútbol en mi vida, a mí el fútbol no me engancha en absoluto y me considero muy hombre y muy varonil. Para mí no tiene el mayor interés, preferiría ver una partida de canicas que incluso me puede entretener más. Creo que el fútbol es interesante porque una cosa que se convierte en una especie de misa dominical diaria que provoca tanta emoción en tanta gente algo tiene que tener, me merecía la pena tomarme la molestia y el esfuerzo de investigarlo un poco. Siempre he pensado que si yo dedicara la mitad de tiempo que muchos amigos míos dedican a ver los partidos, a leer el AS y el Marca, a hablar de las clasificaciones, si todo eso lo dedicara por ejemplo a la literatura grecolatina sería un erudito (risas). Es inconcebible, hay gente que lee dos periódicos o tres, y estudia, y sabe predecir cuántos goles tiene que meter en tal partido quien sea para la media. Si la gente le dedica tanto esfuerzo por algo será, por eso he metido el fútbol. Para intentar comprenderlo.

     

    ¿No es un poco Agatha Christie morir envenenada el día de tu boda?

    Claro, lo que no es nada Agatha Christie es donde estaba metido el veneno, en una hostia consagrada (risas). Digamos que es Agatha Christie en topless.

     

    Tengo que confesar que lo de las hostias consagradas envasadas al vacio tuve que buscarlo porque me pareció tan sorprendente que no supe si era real o ficción.

    Es una España alternativa en la que hay otras cosas, las ciudades tienen calles navegables.

     

    Obviamente has creado un 2008 con marineros, lumis y hostias consagradas envasadas al vacio, como acabamos de comentar, ¿es cómo te gustaría que hubiera sido?

    Es como podía haber sido si cuando murió Franco y hubo la primera gran subida del precio del petróleo, la crisis del petróleo por el 1977 y ahí podía haberse acabado el petróleo. Y si se hubiera acabado el petróleo probablemente habría habido que inundar Madrid, por ejemplo, y hacer que la Castellana fuera un canal navegable y todos iríamos en bicicleta o en góndola con camisas a listas, y yo, como detesto los coches y ni siquiera tengo carnet de conducir, me parecía un Madrid simpático. Escribir una historia de España en paralelo a la historia real con pequeñas diferencias pero que en realidad es la misma más o menos y con personajes que van pasando de una a otra me parece una idea muy interesante. Te ayuda a comprender mejor la realidad, es como las fotos estereoscópicas, tú haces una foto de la Torre Eiffel, en distintos puntos, luego las ves juntas y lo estás viendo en tres dimensiones. Pues si tienes una España con la historia real y otra un poquito deformada y las juntas lo ves en tres dimensiones y adquiere profundidad de campo y eso es lo que he intentado.

     

    Entrevista a Rafael Reig. Todo está perdonadoAñade un secreto (sexo con una niña) ¿Qué pretende arrancarle al lector?

    Bueno al lector nada, eran otros tiempos y el sexo con menores de 12 años es un tema muy literario, fíjate Laura de Petrarca tenía 12 años, Beatriz de Dante también, realmente no tengo ningún interés en las niñas de 12 años, incluso tengo una hija de esa edad. Pero es una forma de expresar muchos otros conflictos, la fusión de un deseo que algunos hombres sienten y la represión de la sociedad y, sobre todo, es una forma de expresar el conflicto, nuestro deseo a veces puede avasallar al otro y en teoría la relación sexual y sentimental debería partir de la base de reconocer la existencia del otro y de considerarle una persona igual que tú, y cualquier relación con un menor de edad parte del puesto contrario, de anularle como persona y convertirlo en instrumento para satisfacer tu deseo. Y ese tipo de relación tan poco atractiva, tan mal vista socialmente pero que permite expresar muchas cosas, me parecía interesante y caracterizaba muy bien al tipo de personaje prepotente, franquista, que pasaban por encima de todo, que atropellaban a la gente, etc.

     

     Integra frases en latín dentro del texto ¿Cuál es su fin?

    Porque en esta realidad paralela, el latín es una lengua de moda entre los jóvenes, los grupos musicales están bien pero ahora, sobre todo los jóvenes, se meten en sectas religiosas y en algunas hablan en latín. Y por el tema teológico, porque los primeros sospechosos del envenenamiento de hostias son los herejes y requiere un poquito de latín, que se vea que uno ha hecho su trabajo.

     

    Explica detalladamente nombres y apellidos, movimientos, lucha por los derechos, transición, ¿qué parte vivió en primera persona?

    Pues cuando murió Franco yo tenía 12 años, nuestros hermanos mayores protagonizaron la transición y eso les convirtió en una generación, podían hablar en primera persona del plural, la protagonizaron y, con el cambio de régimen, lo que hicieron fue un relevo, en muy pocos años ocuparon todos los puestos de poder, en prensa, política, empresas, universidad y todavía siguen allí sentados, y encima aguantamos su heroica versión de que nos trajeron la democracia, y bueno ya nos toca a los hermanos pequeños que nos pongamos un poco punkis y digamos no nos creemos nada y es todo mentira, y vamos a investigar por nuestra cuenta para que escuchéis una versión distinta.

     

    Entrevista a Rafael Reig. Todo está perdonado¿Se puede decir entonces que con el libro reivindica esta generación?

    Sí, la generación siguiente, claro porque realmente somos invisibles los niños de los 60. Cuando nosotros llegamos a la universidad estaba masificada y cuando salimos de ella no había trabajo, todo lleno. Los que nacieron luego ya se encontraron las vacantes, mientras que nosotros estábamos hasta los 50 años si hacer nada relevante. Y en los terrenos culturales tampoco tenemos gran relevancia, no existe. Cuando pienso en personas de mi edad, (silencio, estoy pensando) Butragueño y la Infanta Elena son los más representativos. No soy la generación de Almodóvar, ni tampoco de los jóvenes directores de cine de ahora, realmente estábamos un poco oscurecidos. Ahora es cuando empezamos a hablar y se nos empieza a oír, y suena raro, es como si estas escuchando todo el rato música de ascensor y de pronto te ponen a los Sex Pistols, pero eso es bueno, yo creo que es una de las ventajas.

     

    ¿Cómo se perdonan los pecados?, ¿es suficiente con contarlos?

    Como tú sabes, me imagino, (risas) una buena confesión es indispensable pero una confesión no de cualquier forma, debe de ser una confesión que requiera propósito de la enmienda, dolor de corazón, ya no recuerdo, por supuesto contar los pecados al confesor. Y en el caso que el pecado sea robo, restitución de lo robado (risas). Hay unos cánones de cómo perdonar los pecados, aunque yo creo que los más importantes son propósito de la enmienda y dolor de corazón.

     

    ¿Y cómo los perdonas tú?

    Yo no perdono nada, lo que no tengo es memoria, a mí se me olvida, a mí nadie me ha hecho nada que yo recuerde. Yo, por desgracia, tengo poco rencor, creo que es un buen sentimiento creativo y positivo pero no tengo muchos motivos para tener rencor, creo que el rencor y el resentimiento son energía transformadora, son sentimientos creativos, la necesidad de reparación, indicación propia que tienen los que han sido avasallados, sometidos, y explotados, entonces yo creo que el rencor de clases es fundamental, que eso sea un sentimiento malo solo lo pueden decir los explotadores, es como el que te pega una tunda en el cole y te dice no te pongas así, no es para tanto… ¡sabré yo si es para tanto o no!.

     

    Entrevista a Rafael Reig. Todo está perdonado¿Qué supone para Rafael Reig el premio Tusquets Editores de Novela 2010?

    Pues un premio muy merecido (risas), supone un reconocimiento a los novelistas de los 60. De hecho, la editorial Tusquets es emblemática en ese sentido, desde Almudena Grandes que sería como el Hada Madrina, porque nació en el 60, hasta escritores como Antonio Orejudo, Javier Pérez Andújar… ha ido recogiendo o dando visibilidad a todos estos escritores que llevaban mucho tiempo haciendo cosas en solitario, en silencio y con mucho esfuerzo, y los ha unido y multiplicado y en ese sentido el premio lo podía ganar yo o cualquiera de los escritores que he dicho, de esta generación o de otra, pero a Tusquets hay que reconocerle ese mérito, por eso me siento especialmente en casa, porque está atendiendo a este grupo de escritores que nos veíamos muy poco atendidos por el resto de las editoriales, y en ese sentido supone una gran satisfacción y una cierta responsabilidad, ya no solo me van a leer diez amigos y cuatro ex novias.

     

    Un pecado casi inconfesable.

    El miedo, en ocasiones siento miedo y no hago lo correcto por miedo. Es un pecado verdaderamente vergonzoso. Debo decir que en dos o tres ocasiones, no muy importantes pero lo bastante para que me duela, me he dejado vencer por el miedo.

     

    Qué no le han perdonado a Rafael Reig.

    Yo creo que a mí me lo perdonan todo (risas), estoy bastante mimado y francamente no creo que nadie tenga nada guardado contra mí porque ciertamente creo que soy una persona generosa y muy entregada a los demás, lo único que recibo es mucho cariño y apoyo casi siempre, no tengo ninguna sensación de deuda de que se me deba nada ni tengo sensación de que nadie se sienta agraviado por mí.

     

     

     

    Fina Grau

     

    Quizá también te interese:

    LO QUE NO ESTÁ ESCRITO

     

    VOLVER A ENTREVISTAS -> -> ->.

  • Volver