ENTREVISTA

  • Felix G. Modroño
    SECRETOS DEL ARENAL
  • «La diferencia entre hombres y mujeres cada vez son más pequeñas»
  • Entrevista a Félix Modroño. Secretos del Arenal

     

    Una novela dentro de otra novela y, en teoría, nada que ver la una con la otra.

    Yo me atrevería a decir que son dos novelas en una, lo que pasa es que una empieza, lógicamente, antes que la otra. Uno de mis propósitos, cuando empecé a escribir Secretos del Arenal es que ninguna prevaleciera sobre la otra, sino que tuvieran la misma fuerza.

     

    ¿De dónde surge la idea de la estructura?

    replique montre de luxe

    Silvia es un personaje, a mi juicio, bastante complejo, le cuesta menos desnudar su cuerpo que su alma y el hecho de conocer a Mateo, y tener esa relación apasionada sin preguntas y casi por casualidad, le lleva a querer que la conozca bien. Ella tiene ese pasado, la muerte de su hermana que le atormenta, pero quiere que él sepa cosas sobre ella y se le ocurre invitarle a que lea Secretos del Arenal, que es la otra novela y que transcurre en los años cuarenta. Así se me ocurrió la idea: primero por el reto de hacer dos novelas en una, y segundo porque me pareció una manera muy bonita de que alguien descubra a otra persona a través de un libro.

     

    Una en torno al vino y otra con la Guerra Civil tan manida como protagonista…

    replique montre | Replique Montre Rolex | Replica Watches

    En realidad una gira en torno a un asesinato sin castigar y la otra a un asesinato sin resolver. Lo que pasa es que la novela que transcurre en los años cuarenta es imposible contarla sin contar lo que aconteció, o pinceladas históricas, de aquella época. Realmente solo buscaba la ambientación para que el lector sienta lo que le estoy contando. Quería que fuera una novela sensitiva, que se percibieran los aromas, el gusto, que tuviera una banda sonora, que se escuchara… y eso en las dos historias pasa y en las dos novelas hay de todo. Lógicamente el mundo del vino es mucho más voluptuoso y agradable que el hambre de la posguerra, que también es un poco la contradicción. Son dos historias independientes pero que se complementan. Se pueden leer por separado pero tienen mucho en común.

     

    Entrevista a Félix Modroño. Secretos del ArenalEntonces fue primera la historia de Mateo y Silvia

    Sí, ideé el principio de la dos historias pero luego me quedé con la de Silvia y Mateo, y luego acabé la otra, pero ya me iba imaginando a Mateo leyéndola.

     

    Empiezas el libro con vino y música ¿una estrategia para enganchar a la historia desde el principio?

    Sí, el mundo del vino me atraía, principalmente, por las metáforas que me permite elaborar a lo largo de la novela y la música también me permitía hacer un homenaje a la banda sonora de mi vida, canciones que me han marcado en algún momento y como novelista creo que me han influido en mi manera de escribir.

     

    Sigues haciendo saltos temporales en tu narración y me sigue sorprendiendo esa forma de enlazar la trama

    Creo que es importante conocer a los personajes y para hacerlo bien tienes que conocer parte de su pasado. Si lo hiciera cronológicamente perdería fuerza narrativa e intriga y eso es muy aburrido.

     

    Ahora háblame de la protagonista, ¿qué siente Silvia, cómo piensa, es la mujer ideal o es la mujer que te hubiera gustado haber sido?

    Silvia no es una mujer ideal, tiene muchísimos defectos y contradicciones. También era otro reto, quería ponerme en la piel de una mujer y contar una historia en primera persona, pero no contarla asépticamente, sino implicándome emocionalmente en el personaje. Me apetecía como autor afrontar ese reto y Silvia, por sus creencias, es un personaje literario precioso. Cogí lo que me interesó de todas las grandes mujeres a las que he tenido el gusto de conocer o encontrarme en el camino. Me preocupaba que el personaje fuera creíble.

     

    Tenía que ser en primera persona

    Tenía que ser para darle toda esa fuerza y que la novela fuese más emocional e incluso todos nos identificáramos, hombres y mujeres, con Silvia.

     

    Entrevista a Félix Modroño. Secretos del Arenal

    ¿Cómo te metes en el papel? Me parece muy dificultoso porque pareces comprender muy bien a las mujeres y esa forma de definir ciertos sentimientos o de recrear esos recuerdos de adolescencia de las chicas…

    Yo siempre he escuchado más de lo que he hablado y he tenido muchísimas amigas mujeres. Digamos que he tenido la suerte de encontrar mujeres maravillosas y no me ha resultado muy difícil. Hoy en día la diferencia entre hombres y mujeres cada vez son más pequeñas.

     

    Los poemas,  ¿qué criterio tienes para la selección?

    He cogido mis favoritos y algunos que tenían que ver con la primera historia, como por ejemplo la anécdota de los Ojos verdes y Ojos de gata. Buscaba esos guiños.

     

    Y Sevilla como telón de fondo pero volviendo a tu ciudad de los ojos grises

    Supongo que es más honesto escribir sobre lo que se conoce y sobre todo con la perspectiva que te puede dar la distancia. Considero que para escribir con un halo evocador y objetivo, alejado de tópicos, hay que hacerlo desde la distancia o hacerlo desde las ciudades que conoces muy bien. Así consigo lo que buscaba inicialmente, lograr se capaz de mostrar los sentimientos y las sensaciones que produce la ciudad.

     

    ¿Conociste bien el Bilbao de la metalurgia que tan bien describes?

    Claro, nací allí, pasé mi infancia y mi adolescencia. Era una Vizcaya muy trabajadora, muy gris, muy triste, pero ahora se ha convertido en una ciudad de servicios sacrificando todo ese trabajo que había detrás. Mucho más bonita y fotografiable, pero se ha perdido toda esa esencia que tuvo con las dos revoluciones.

     

    Un recuerdo de tu infancia en el País Vasco

    La montaña. Esos domingos en que nos dedicábamos a recorrer los montes de los alrededores, los campamentos, el contacto con la naturaleza. El vasco tiene un amor brutal por la naturaleza. Y por supuesto mis amigos y el primer amor que allí quedó.

     

    Entrevista a Félix Modroño. Secretos del Arenal¿Cómo es Félix cuando no está escribiendo?

    Pues un tío bastante normal y con un trabajo que me quita mucho tiempo pero con el que estoy en contacto con la realidad y me permite tener un trato con el día a día sin encerrarme en una burbuja y estar veinticuatro horas en casa. Me enriquece el trato con las personas.

     

    ¿Alguna manía como escritor?

    Es más bien un vicio. Yo tardo como dos años en escribir una novela, año y medio preparándola y luego nueve meses escribiéndola, todo un embarazo, y te lo digo de forma literal porque me entra una ansiedad comiendo brutal. No sería capaz de escribir sin Coca-Cola y avellanas, son mi vicio confesable. A mí me cuesta tanto escribir que no corrijo luego, busco la frase adecuada, tardo para no tener que corregir pero hay mucha Coca-Cola y avellana detrás de esas frases.

     

    Entonces no pasas apenas tiempo con la corrección.

    Muy poquito. Es como en fotografía, soy el típico cazador que va buscando la instantánea y no dispara alegremente, a la hora de escribir me pasa exactamente lo mismo, prefiero rumiar y madurar una frase antes de pasar a la siguiente.

     

    ¿Qué secretos guardas?

    Todos tenemos secretos dentro, pero creo que a través de mis personajes se puede ver algo de Félix.

     

    ¿Qué libros de tu biblioteca esconderías ahora mismo si fueran a saquear tu casa?

    No soy demasiado fetichista, sinceramente. Creo que un libro se puede cambiar por otro perfectamente. Hay veces que ni mis propios libros están en mi biblioteca porque me encuentro con un compromiso y los tengo que regalar. Digamos que por el valor sentimental y lo que supuso a la hora de escribir La ciudad de los ojos grises, una edición muy antigua de Historias de un bilbaíno, es al que más cariño le tengo, pero es por eso, por lo que me sirvió a la hora  de documentarme y lo que me costó encontrarlo.

     

    ¿Esperabas el Premio Ateneo de Sevilla?

    Cuando me presenté sí, claro. Era un premio que yo quería ganar porque además, viviendo en Sevilla me hacía mucha ilusión obtenerlo porque sé lo que significa. Lo han ganado grandes autores y la mayoría de ellos han tenido una carrera literaria detrás. Cuando escribí la novela creí que tenía muchas posibilidades de ganar cualquier premio. Tengo mucha fe en lo que hago. Independientemente del prestigio, lo que supone es llegar a mucho más público.

    Montre Replique | replique montre | rolex pas cher

     

    Fina Grau

     

    Quizá también te interese:baratas ugg roxy   botas ugg de hombre baratas

    ugg imitacion china baratas

    LA CIUDAD DE LOS OJOS GRISES

    .VOLVER A ENTREVISTAS -> -> ->.


  • Volver