ENTREVISTA

  • Marta Rivera de la Cruz
    LA BODA DE KATE
  • «Si una persona te pide que elijas entre amor y literatura es que no te quiere»
  • Entrevista a Marta Rivera de la Cruz. La boda de Kate

     

    Empecemos por el título: ¿por qué decides poner ese título que en principio puede parecer bastante poco sugerente? ¿Una lección al imprudente que juzga un libro por la portada?

    No, y no sé por qué dices eso, yo creo que el título es lo que parece y todo lo que ocurre en la novela es alrededor de la preparación de esa boda. Todos elegimos los libros por una razón o por otra y, a mí, elegir un libro por una portada me parece una razón tan buena como cualquier otra. Yo he comprado libros porque me ha gustado el título y creo que el título es lo que te lleva a darle la vuelta y meterte de lleno en la historia y es el primer paso para querer leer el libro entero. Nunca dudé del título y lo tenía claro desde el principio.

     

    Te lo digo porque a mí la parte que más me ha gustado es la del libro perdido, la boda me parece solo un telón de fondo para que sucedan las cosas

    Es que toda la historia la origina la boda, todos los personajes se encuentran en Ribanova porque van a la boda. Es el desencadenante de todo y aunque la boda no sucede hasta el final lo que despierta todo, los problemas de la familia, la llegada del editor, Laura… todo es por la boda.

     

    De nuevo Ribanova, ¿qué te hace volver?

    Me apetecía mucho volver allí, pero sobre todo porque esta novela necesitaba un sitio pequeño, no podía pasar en Madrid, Barcelona o Valencia. Necesitaba un pueblo pequeño donde la gente se cruce por la calle, donde una noticia como la de una boda sea una noticia compartida por todo el mundo, donde se puede hacer un recado y volver a casa. Mis dos últimas novelas se desarrollaban en Madrid y esta no podía pasar allí.

     

    También nos encontramos con algunos personajes que ya conocíamos como Marcial o Luisa, viejas referencias a historias y libros de otras novelas anteriores, ¿lo haces como una forma de fidelizar a tus lectores?

    Sí, creo que además es un poco el guiño a los lectores que están conmigo desde la primera novela, es como dejar pequeñas piedras que ellos reconocen pero el que no ha leído las anteriores no las va a extrañar ni las va a reconocer. Se va a saber qué fue de algunos personajes que se quedaron en el aire en anteriores novelas. Me gustaba ese juego con el lector fiel, pensando en la sonrisa del lector.

     

    Entrevista a Marta Rivera de la Cruz. La boda de Kate¿Qué te lleva a hablar del amor en personajes de esa edad?

    Porque una mujer me contó una historia, una mujer que tenía unos setenta años, y se había puesto en contacto con ella su primer novio de los catorce años del que se había separado por la guerra. Nunca más supieron nada el uno del otro y ahora que eran viejos los dos había vuelto a buscarla. Me preguntó a mí lo que opinaba porque estaba muy preocupada de lo que dirían sus hijos cuando se enterasen, y yo pensé enseguida en cuántas historias se le estropean a la gente mayor porque la gente de alrededor, sus hijos, las entorpece. Creo que tenemos demasiada intención de interferir en los proyectos y decisiones de las personas mayores que tenemos a nuestro alrededor. Cometemos el error de infantilizar a los viejos y en cuanto se jubilan tendemos a tomar sus decisiones.

     

    ¿Y, aunque hay mucho romanticismo, no le falta un poco de pasión durante sus vidas de jóvenes?

    Es que es inglesa, (risas) además de quien está enamorada es de Foster y jamás llega a consolidar nada. Luego ya se casa con un señor al que quiere mucho pero al que no ama, su luna de miel es muy tranquila y es un viaje turístico. Evidentemente tendrán sexo aunque no se dice, de hecho pensé en escribir una escena de amor pero iba a ser muy triste para el lector. Tampoco sé si me hubiera sentido cómoda haciéndolo. De todos modos la historia pertenece a cada lector y cada uno echa de menos unas cosas y a otro les sobra otras.

     

    Atendiendo el grado de intimidad emocional que consigues quería preguntarte si has llegado a soltar alguna lagrimita durante el proceso de escritura

    Yo parto de la base de que la historia cambia mucho dependiendo de la forma de entrar en el libro, no digo de leerlo sino de entrar en él y eso depende mucho del momento que estamos pasando cada uno. También cada uno lo lee de una manera y lo que a ti te hace saltar una lágrima a otro no le inmuta y cada uno busca, inconscientemente, modelos que aplicar en su vida.

     

    Entrevista a Marta Rivera de la Cruz. La boda de KateSe nota que Shirley, la amiga de Kate, coge muchísima fuerza a lo largo de la novela, ¿se te va de las manos esa impresionante señora?

    Ya viene de otra novela en la que aparece muy fugazmente, en La vida después, y cuando estaba pensando para esta novela en una organizadora, una mandona, pensé que ya la tenía, era Shirley y venía al pelo. Va creciendo porque todos conocemos a alguien así, la que organiza y la que dispone, y realmente en esta boda hacía falta alguien que hiciera eso, y además que disfrutara haciéndolo. Se va rehaciendo durante esta historia, pasa de ser un poco vulgar y bruta a ser bastante más delicada y con mejores sentimientos de lo que parece en un principio.

     

    ¿Y Albert Salomon? ¿De dónde sale? ¿Es real? ¿Es el sueño de cualquier bibliotecario?

    Lo que yo quería con este personaje era hacer una especie de homenaje a todos esos escritores que no alcanzaron el éxito hasta después de muertos. Y hay muchos. Este libro también es un homenaje al libro y al negocio del libro y al del librero, y al del editor, y al del escritor, y al del señor que lleva los libros con su furgoneta a la librería. Todo es parte de un entramado que puede desaparecer si esto no se reconduce.

     

    Referencias a otros autores, pero quizá, la que más me ha sorprendido, ha sido la de Truman Capote, ¿qué hay de cierto en esta historia?

    La historia de Crucero de verano es real, es una novela que se encuentra en la casa de Truman Capote mucho tiempo después de muerto y es una novela a la que se refería en sus cartas mientras estaba escribiéndola, en lo que estaba trabajando, y cuando la termina decide que no le gusta y que no la va a publicar. Yo nunca entendí por qué, cuando estaba mal de dinero que publicaba hasta lo que había escrito detrás de un billete de metro, esta novela que estaba acabada no la quiso publicar. La podía haber publicado como su primera novela de juventud, el primer texto inédito… pero no quiso y realmente la novela más que un plagio es un robo. No está fusilada, está robada la idea. Luego se publicó mucho después de morir y él había dicho muchas veces que la había destruido, era un texto completo, corregido y se publicó tal cual.

     

    Curiosidad: ¿Has abierto a todos los personajes una cuenta de correo electrónico?

    No, no se me ocurrió (risas).

     

    Si tuvieras que organizar la boda de alguien, ¿la de quién te gustaría que fuera?

    Yo ayudé mucho con la boda de mi hermana, la viví desde dentro y me divertí muchísimo y si tuviera que organizar una ahora supongo que sería la de mi sobrina a la que quiero mucho, bueno y la de cualquier amiga.

     

    Entrevista a Marta Rivera de la Cruz. La boda de KateMe refería a alguien de carácter más público

    De algún famoso no, porque yo soy como Shirley y tendrían que dejarlo todo en mis manos, y  la verdad es que no veo a un famoso dejando en manos de nadie toda la organización. Yo tendría que llevarlo todo.

     

    ¿Y si encontraras unas páginas de un libro inédito o un trozo, cual te gustaría que fuera?

    ¡Muy buena! Déjame pensar. Creo que sería de Clarín, pero no un cuento, sino una novela.

     

    Ahora una difícil. Imagina que tienes setenta años, ¿cuál crees que sería la frase que definiría tu existencia?

    Creo que me gustaría tener una vida que estuviera presidida por la serenidad, como la vida de Kate, me gusta la vida de Kate. Es una mujer que está tranquila aunque sea dinámica y sea una persona alegre, creo que es una persona muy serena que le da a cada cosa solamente la importancia que merece y eso lo da la edad. Los jóvenes exageramos mucho las cosas y los mayores ponen las cosas en el punto en el que tienen que estar.

     

    Entre amor y libros, ¿con qué te quedas?  Y no vale decir con el amor a los libros…

    Uy! Los sentimientos son siempre mejor que los libros, el amor, la amistad… es una elección tan distinta que no me imagino en qué circunstancia habría que elegir entre una cosa u otra. Si una persona te pide que elijas entre amor y literatura es que no te quiere.

     

    ¿Qué piensas que estarás haciendo a esa edad? ¿Cómo te ves?

    No me importaría llevar la vida de Kate, en otro país. Me costaría porque tengo muchos lazos de afecto y ahora mismo me gustan muchas ciudades y no me planteo irme a ninguna aunque escribir se pueda hacer en cualquier cosa. No me imagino instalada en otro sitio, tal vez pasando una temporada larga.

     

    ¿Crees que has creado un estilo propio y muy peculiar en tu narración?

    La verdad es que no lo sé. Quizá lo que es propio de mí es un estilo de novela sobre las cosas buenas, siempre con finales felices.

     

    replicas de relojes

    Me refería más a tu narración, esa forma de narrar en la que coges un libro y te lo tienes que leer de tirón.

    ¡Ojalá! Yo creo que sé contar pero eso me viene de la familia, se contaban muchas historias. Creo que soy buena pero no creo que tenga un estilo original distinto a los demás,si lo puedo hacer yo lo puede hacer cualquier persona.

     

     

    Fina Grau

    Quizá también te interese:

    <a href="http://www.botasbaratas.com.es/?cat=9">ugg clásico alto baratas</a>

    <a href="http://www.vipairmax.fr/category/basket-pas-cher">basket pas cher</a>
    <a href="http://www.airmaxpascher2017.fr/?cat=19">nike air max 95 pas cher</a>

     

    LA VIDA DESPUÉS


    .VOLVER A ENTREVISTAS -> -> ->.

    relojes imitacion

  • Volver