ENTREVISTA

  • Guadalupe Nettel
    EL MATRIMONIO DE LOS PECES ROJOS
  • «Llamamos enamoramiento a emociones muy distintas que apenas se parecen entre ellas»
  • Entrevista a Guadalupe Nettel. El matrimonio de los peces rojos

     

    Para empezar es casi obligado preguntarte por qué decides poner el título del libro como el del primer cuento, que en este caso sí tiene sentido.

    El libro se llamaba Historias Naturales, un título llano, casi de simpleza excesiva que a mí me encanta. Sin embargo, entre las pequeñas sugerencias que me hicieron los miembros del jurado del Premio Ribera del Duero estaba la de remplazar el título por algo más sugerente, entre otras razones porque ya existen varios volúmenes en la literatura universal con ese título. Elegí el del primer cuento porque el libro entero remite a las parejas conflictivas, imposibles o, por lo menos complicadas y, según yo, ese título lo insinúa.

     

    ¿Por qué eliges animales, estos en concreto, para hacer la similitud con los sentimientos que tienen las personas?

    Los animales que aparecen aquí, peces, gatos, una serpiente y unas cucarachas son silenciosos, escurridizos y poco agradables para el ser humano. En los relatos representan aquellas emociones que sus amos no quieren o no logran ver. Muchas de las decisiones que tomamos en los momentos importantes, aquellas que cambian el rumbo de nuestra existencia, se van tejiendo de manera silenciosa, como en el fondo de nuestra conciencia, o «por debajo del agua» sin que nos enteremos bien a bien.  Esto es al menos lo que le ocurre a los personajes que aparecen en mi libro. Los pobres atraviesan momentos muy difíciles y de gran indecisión y estos animales son un reflejo de aquello que no pueden ver.

     

    ¿Qué fue primero la historia en tu cabeza y luego la relación con esos animales o primero los escogiste a ellos para crear una historia a su alrededor?

    Aunque ahora no tengo animales en casa, Rolex replica las veces que he convivido con ellos me han marcado muchísimo. No puedo dejar de observarlos y de informarme acerca de sus hábitos y, cuando lo hago, me parecen un reflejo muy claro de ciertos comportamientos humanos o rasgos de nuestra naturaleza que muchas veces nos parecen incomprensibles. Me fascina también la facilidad con la que se relacionan con su sabiduría instintiva y la naturalidad con la que reaccionan en los momentos clave de la existencia como la enfermedad y la muerte a las que nosotros les damos infinitas vueltas hasta perder por completo la espontaneidad. Estos cuentos se me fueron ocurriendo mientras convivía con animales, durante los últimos catorce años. La historia de los gatos y su dueña se me ocurrió cuando tuve en casa a una pareja de gatos y siempre la tuve en la mente pero no la escribí hasta hace poco. El cuento donde aparecen las cucarachas, aunque está situado en México, surgió en el 2007 cuando mi pareja y yo sufrimos una invasión de cucarachas en el piso que alquilábamos en la ciudad de Barcelona. Todo el rechazo a esos insectos y la obsesión por acabar con ellos que se refleja en el cuento, yo lo conozco de cerca. También la sensación de participar en una guerra entre especies. Los relatos de Hongos y La serpiente de Beijín con los que termina el libro están vagamente inspiradas en parejas de conocidos míos pero tuve que cambiar muchas cosas para darles verosimilitud y una lógica interna, al punto que las historias originales ya son por completo irreconocibles.

     

    Entrevista a Guadalupe Nettel. El matrimonio de los peces rojosSi nos centramos en el primer cuento hablas de una pareja cuya relación se degrada progresivamente durante los meses de embarazo hasta el punto de no poder ni soportarse con la llegada de ese bebé, ¿crees que esto es así siempre y que los que lo consiguen superar es únicamente por pura empatía hacia el otro?

    Claro que no siempre es así. Muchos matrimonios sobreviven a esta etapa de cambio a otras más difíciles. Esta es la historia de una pareja en concreto, la de esta abogada y este oficinista que conviven en un espacio muy pequeño y no son compatibles entre ellos como los peces betta.

     

    ¿Por qué ese tipo de peces en especial?

    Esta historia se me ocurrió después de que una amiga me regalara uno de estos peces en apariencia extremadamente inocuos pero de naturaleza tan compleja. La imposibilidad de los Betta Splendens para compartir el espacio y convivir, incluso entre macho y hembra, me pareció muy triste y al mismo tiempo me recordó a algunas personas que, a pesar de desear con todo su corazón llevar una vida matrimonial apacible, están condenadas al conflicto por su carácter belicoso.

     

    En el segundo nos relatas el inconformismo de un adolescente ante una nueva vida que él no ha elegido y cómo le cuesta integrarse en ella. ¿Qué te hace meterte en la piel de este chaval?

    Yo crecí en los años setenta. Los padres de mi generación experimentaban mucho con la familia, con las drogas, con diferentes formas de pareja. Vi a varios niños como el que describo zozobrar en medio del naufragio de sus padres. También era muy fuerte el contraste que había entre quienes vivíamos en familias con tendencias hippies y quienes vivían en modelos familiares conservadores. Además, cuando tenía la edad de este niño, viví un año con mi abuela y sé muy bien lo que se siente al echar de menos mi casa y a mi padres. Todo esto me permitió ponerme en la piel de este niño y describir sus sentimientos como si fueran míos.

     

    En el tercero de una universitaria solitaria y en el cuarto y quinto vuelves a las relaciones castigadas… En el fondo todo son historias de amor, de distintos amores, ¿cuántos tipos de amor conoces tú?

    No podría mencionarlos a todos… Y eso que solo estoy hablando del amor de pareja, no el de madre, hermana, hija y demás amores también muy importantes. En el cuento llamado Hongos me extiendo un poco sobre esto. Los hongos me parecen una buena metáfora de las pasiones y los enamoramientos: crecen en condiciones inimaginables muchas veces con una fuerza descomunal, un afán de supervivencia que conmueve y a la vez asusta. Al principio nadie nota cómo avanzan pero cuando nos damos cuenta ya nos han invadido totalmente. No sabemos ni de dónde surgieron y tampoco cómo liberarnos de ellas. Hay una cantidad impresionante de hongos que no están catalogados y con el amor pasa algo muy parecido. Llamamos enamoramiento a emociones muy distintas que apenas se parecen entre ellas y, sin embargo, casi siempre está ese mismo apego que demuestran los hongos por la vida, ese afán por parasitar al otro de una u otra manera.

     

    Entrevista a Guadalupe Nettel. El matrimonio de los peces rojos¿Por qué París en muchos de ellos?

    París es una ciudad que conozco muy bien. Viví seis años en ella y no hace tanto tiempo. La historia de los peces rojos debía estar situada en una ciudad con espacios muy reducidos y un invierno que obligara al encierro. La otra historia que ocurre en París está inspirada en el matrimonio de dos conocidos míos que viven en esa ciudad y me divirtió situarla ahí mismo.

     

    Otra pregunta obligada es lo que ha supuesto para ti este Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera Del Duero

    Para mí  ha significado una inmensa alegría así como un gran honor. El premio se ha convertido en el más importante para el género de cuento en todo el mundo de habla hispana y muchos escritores lo codiciaban. Se presentaron 865 manuscritos y no pocos escritores con un reconocido talento. No era nada fácil llegar a la recta final. Cuando supe que estaba entre los 6 finalistas empecé a sentirme feliz. Además el jurado estaba compuesto por escritores que admiro mucho y que he leído desde que era joven y el hecho de que ellos eligieran mi trabajo representó parte del premio.

     

    El premio anterior fue El final del amor de Marcos Giralt ¿hay que hablar de amor como el más cruel de los sentimientos para ganar este premio?

    No tengo ni idea. Habría que preguntarle al jurado. El libro de Marcos Giralt es estupendo y no creo que hable sólo del amor como el más cruel de los sentimientos. Creo que uno de los grandes temas es la soledad. Sus personajes están solos aunque vivan acompañados o lo estén temporalmente. Tampoco mi libro habla únicamente del amor. Creo que la reflexión se centra más en la dificultad enorme que tenemos los seres humanos para saber lo que queremos y lo que necesitamos, por un lado, y por otro sobre la ferocidad que demostramos cuando nos sentimos heridos o amenazados.

     

    Cuéntanos algo sobre Guadalupe, ¿quién es y de dónde sale?

    Nací en México DF en una familia con aspiraciones liberales y a los diez años me fui a vivir con mi madre y mi hermano al sur de Francia. Casi toda mi vida la he pasado entre esos dos países y esas dos culturas, aunque también viví en Montreal y en Barcelona. Tengo grandes problemas de vista desde mi nacimiento, lo cual da un aspecto peculiar a mi cara y a mi forma de moverme y, quizás por eso, mucho de lo que he escrito se centra en las diferencias, ya sean físicas o psicológicas de algunos seres humanos. Mis libros también reflexionan acerca de la «normalidad». He publicado hasta ahora tres libros de cuentos y dos novelas, casi todos en la editorial Anagrama. Mi primera novela, El huésped, quedó finalista en el Premio Herralde. Soy madre de dos hermosos niños de cuatro y dos años. Vivo ahora en la Ciudad de México.

     

    Entrevista a Guadalupe Nettel. El matrimonio de los peces rojos¿A qué te dedicas cuando no estás escribiendo?

    A leer pero también dedico mucho tiempo a estar con mis hijos y a organizar a mi casa.

     

    ¿Cuál es tu mascota preferida?

    En este momento no tengo animales. Me gustan mucho los caballos. 

     

    ¿Qué fue lo último que te quitó el sueño?

    Tengo el sueño muy ligero desde hace años y cada noche me despierto dos o tres veces.

     

    ¿Qué es lo que más te satisface de la literatura?

    El vínculo tan estrecho que se establece en ocasiones privilegiadas entre la subjetividad del autor y la del lector.

     

    ¿Recuerdas cuál fue el primer libro que leíste?

    El primer libro de cuentos que leí entero fue Historias extraordinarias de Poe y la primera novela La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada de Gabriel García Márquez.

     

    ¿Y cuál ha sido el último?

    El agrio de Valèrie Mrejen.          

     

    ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

    Estoy en plena redacción de una novela.

     

    Fina Grau

    Imágenes: Lisbeth Salas, Daniel Mordzinski y CRDO Ribera del Duero

     

    .VOLVER A ENTREVISTAS -> -> ->.

    .

  • Volver