ENTREVISTA

  • Luter
    IGNORA
  • «En este mundo del rock, todos somos como una gran familia, estamos en la misma frecuencia»

  • Veo que has decidido sacar este nuevo disco de la mano de Kolibrí Díaz, ¿Por qué con Kolibrí?

    Somos amigos, tenemos amigos comunes, a través de Kutxi de Marea. Nos conocemos desde hace tiempo y por circunstancias nos volvimos a reencontrar. De hecho fue Kolibrí el que me lo propuso. Ante la propuesta de trabajar juntos en este nuevo disco, no pude resistirme a decir que sí. Me gusta innovar, me gusta buscar cosas nuevas, me gusta el cambio.

     

    Este nuevo disco forma parte de una trilogía, esta es la segunda parte ¿Por qué has tardado dos años en sacar la segunda parte de la trilogía? La tercera ¿será para 2012? Entrevista a Luter

    Porque dos años no es un periodo largo si se quiere hacer un buen trabajo, las letras, las canciones, llevan su proceso, las giras, grabaciones… ocupan también mucho tiempo y aparte me gusta hacer muchas otras cosas a lo largo del día. Es muy posible que sí, que posiblemente serán dos años los que pasen por lo menos para la tercera parte (risas).

     

    El nombre del primer disco de la trilogía de la que hablábamos era ‘Añicos’, el segundo, ahora, ‘Ignora’. ¿Añicos? ¿Ignora? ¿Por qué estos nombres, qué te sugieren, tienen alguna relación entre sí?

    En un principio el título de Añicos era debido a mi estado de ánimo, se produjeron muchos cambios en esa época de mi vida y todo se quedó hecho añicos, un poco fue esa la razón. La trilogía viene de la mano de todo aquello que me ha venido sucediendo. Ahora una segunda fase en el que se comienza a ignorar algunos sentimientos de dolor de frustración, de aislamiento…

     

    Hay varios artistas que han colaborado contigo, esto es algo muy habitual en vuestro mundo del rock, pero ¿por qué Rosendo? ¿algo de especial en él o simplemente amistad?

    Para mí trabajar con Rosendo ha sido la consecución de un sueño. Siempre tienes referentes dentro de lo que es tu música, tu trabajo y él ha sido uno de los más importantes dentro de lo que es mi carrera musical. Para mí ha sido algo genial y una gran alegría poder contar con su colaboración.

     

    Antes de constituir Ginevra Benci, estuviste con Los Reconoces, con los que hiciste muy buenos discos, ¿qué pasó con el grupo? ¿por qué os separasteis?

    Los reconoces fue una etapa que comenzó y que tuvo su fin. Las personas somos muy diferentes a la hora de reaccionar ante determinadas circunstancias y a la hora afrontar los proyectos. En definitiva, cada uno tenía su visión de lo que se hacía y de lo que se tenía que hacer y decidimos tomar rumbos diferentes.

     

    Entrevista a LuterEn otros estilos musicales, existen compadreos ocasionales pero en el mundo del rock os conocéis todos y en relación a Kolibrí y a Rosendo, viendo los “amigos” de tu web, leyendo que eres gran amigo de Manolillo Chinato, pregunto, ¿sois como una especie de gran familia donde no existe la competencia?

    Creo que sí, que en efecto somos como una gran familia, en la que a veces sin conocernos personalmente coincidimos en ideas, en situaciones, en proyectos. También sucede que después de un tiempo sin tener contacto directo, te reencuentras con amigos que siguen en el mundo del rock y renacen esas inquietudes comunes, esas ganas de hacer cosas, de compartirlas. Yo siempre he pensado que estamos en la misma frecuencia. Es más, yo me he venido de Berriozar con la sensación de dejar a una parte de mi familia allí.

     

    Se te considera uno de los letristas más importantes del panorama musical a nivel nacional ¿De dónde sale tu inspiración para escribir?

    Me lo han dicho muchas veces y pienso que se me queda un poco grande (risas). Mi inspiración no viene de nada y viene de todo. Me puede inspirar la cosa más absurda en un momento determinado, cualquier cosa. Creo que las cosas me salen sin más y cuando escribo es porque me sale de dentro. Voy tomando notas, en papeles, grabadoras, apunto ideas y luego las retomo y voy tirando del hilo de la madeja hasta que llego a escribir una letra.

     

    ¿Hace falta estar muy triste para sacar estas letras de desamor?

    Más que de tristeza yo hablaría de melancolía. Eso no quiere decir que mi estado de ánimo siempre ande inmerso en una pena relativa. Me encanta la alegría, aunque sea lo melancólico lo que más parezca que me arrastra letras que salen de dentro. Lo alegre puede ir de la mano de la tristeza, algo así como “Chapotear en la melancolía”. 

  • Volver