ENTREVISTA

  • Sebastián Roa
    LA LOBA DE AL-ÁNDALUS
  • «No me gustaría vivir en ningún otro momento y menos en la Edad Media. Creo que vivimos en la mejor época»
  • Entrevista a Sebastián Roa. La loba de al-Andalus

     

    ¿Por qué La Loba? ¿Qué te induce a escribir sobre esta época y esta «reina mora»?

    Que es una época poco conocida, un lugar poco conocido, el Levante español en el siglo XII quedó un poco en la sombra, estaban los reinos cristianos, los almohades y el Levante quedaba perdido. Y está este rey Lobo y está su favorita, la Loba, es muy curioso porque es un rey musulmán, aliado de los cristianos, que se enfrenta a otros musulmanes integristas que vienen desde el norte de África. La verdad es que es un poco por casualidad porque yo iba a titular la novela El rey Lobo, pero Eslava Galán se me adelantó, aunque la novela no tiene nada que ver, y tuve que buscarme una alternativa y como ella es también un personaje muy importante, de hecho para mí es la protagonista, pues la Loba de al-Ándalus.

     

    ¿Cómo se va formando la historia de Zobeyda y el rey Lobo en tu cabeza?

    Pues documentándome mucho, yo quería hacer un personaje femenino porque tenía ganas de tener una protagonista femenina y la hice participar en algunos de los sucesos históricos de la época. La verdad es que lo que más cuadraba es que fuera su favorita porque en aquella época había decisiones que se tomaban no en la corte, sino en el harén o en la cama incluso. También tenía el precedente de una mujer andalusí, aunque parezca raro habían muchas mujeres andalusíes que eran nobles y tenían ciertas cuotas de poder, o de influencia más bien, y por eso se me ocurrió.

     

    ¿Te resultó complicado meterte e interpretar el papel de una mujer, y más concretamente de esta mujer?

    No, aunque no sé si eso será bueno o malo (risas). La verdad es que enseguida me hice con ella, o se hizo ella conmigo, y de hecho más que con él, ella se me iba, me llevaba a su lado, me apetecía más hacer escenas con ella que con él. No me resultó nada difícil, al revés.

     

    Entrevista a Sebastián Roa. La loba de al-AndalusZobeyda, gran mujer de belleza infinita e inteligencia nata, si la tuvieras que comparar con alguien de la actualidad, ¿quién sería?

    La verdad es que no se me ocurre nadie. Tendría que ser una mujer de inteligencia sibilina y que de alguna manera actuara a la sombra, ahora, afortunadamente, las mujeres que son poderosas actúan a la luz del día. No se me ocurre ningún personaje femenino, tal vez Indira Gandhi o alguna mandataria, pero por cercanía no porque sea como ella, la verdad es que me ha salido bastante singular.

     

    El resto de personajes se nota que están perfectamente encajados y con cierta complicidad entre todos, ¿cómo encuentras a los acompañantes de este viaje?

    Hay algunos personajes que son históricos y es obligado escribir sobre ellos, que tengan su protagonismo pero hay otros que me vienen muy bien para equilibrar la trama. Si en un momento dado necesito un personaje, sea hombre o mujer, para equilibrar una trama que me queda un poco floja, tiro de imaginación y de ficción y lo pongo ahí.

     

    Tras la Venganza de sangre prologada por José Luis Corral y presentada en Valencia por Santiago Posteguillo, además de ganar el Premio Novela Histórica Comarca del Cinca Medio, ¿qué esperas de La loba de al-Ándalus?

    De todos los libros solo espero que a la gente les guste, se entretengan y lo pasen bien y de la loba espero lo mismo pero además también espero que se recupere del olvido este reino y estos personajes que injustamente han caído en un pozo donde no llega la memoria, que se recuperen y ya no vuelvan a olvidarse más.

     


    El anterior lo presentaste hace menos de dos años, ¿ya tenías empezado «La loba» o eres una especie de máquina de generar ideas y plasmarlas en libros?

    No, no, hasta que no acabé «La Venganza», no empecé con «La Loba».

     

    Entrevista a Sebastián Roa. La loba de al-Andalus

    ¿Cuánto tiempo te ha costado documentarte y escribirlo?

    Lo empecé a finales de 2009, realmente empecé a documentarme. En total me costó dos años y medio, aproximadamente, más luego la revisión.

     

    ¿Cuál fue el peor momento durante el proceso de escritura?

    No tuve ningún mal momento. La verdad es que la cogí con mucho gusto y lo duro fue acabar. Normalmente, cuando llegas al final, estás deseando acabar, quitártelo de encima porque ya tienes otra idea, pero en este caso no. Disfruté mucho de la escritura, al revés, estaba deseando que llegara el fin de semana para ponerme a escribir. Me daba mucha pena acabarla.

     

    Licenciado en Derecho, en Ciencias Policiales y trabajando en el Cuerpo Nacional de Policía, ¿cómo se acaba siendo un experto medievalista y escribiendo novelas?

    No tiene nada que ver. El Derecho es una forma de ganarse la vida, esto es una afición, es lo que me gusta realmente. Yo tengo una profesión pero me gusta la historia y gracias a mi profesión escribo mucho, relato muchas diligencias, oficios, informes… es otro tipo de literatura, es literatura administrativa, jurídica, pero que me da cierta soltura.

     

    ¿Pero cómo se te ocurre ponerte a escribir?

    Fue por mi mujer que me lanzó un reto. La verdad es que yo le decía a ella: ¿Por qué no escribes un libro? y ella siempre contestaba: escríbelo tú. Me lo dijo dos o tres veces y empecé a escribirlo yo.

     

    ¿Y cuánto tiempo hace de eso?

    Sobre el año 2004.

     

    ¿Qué te gustaría que siempre se recordara de ti?

    No lo sé, que soy una buena persona, poco más.

     

    ¿En tu faceta como escritor?

    No, es que yo tampoco me considero un escritor, es una afición que ejercito cuando tengo tiempo libre. No tengo conciencia de ser escritor.

     

    Pero ya has escrito varias novelas, algún relato corto, tienes premios literarios…

    Sí, pero no es mi profesión.

     

    Entrevista a Sebastián Roa. La loba de al-Andalus

    ¿Y por lo que no querrías que se te recordara?

    No lo sé, me pillas. Supongo que no me gustaría que me recordaran por no haber hecho algo ante determinadas injusticias que se ponen a mi alcance.

     

    ¿Cuál sería tu novela perfecta?

    Una novela histórica que fuera cien por cien historia y que no te deje levantar la vista de las páginas.

     

    ¿Y la novela que no escribirías?

    Pues no lo sé, la verdad es que no tengo tabúes en ese sentido. Creo que podía escribir de todo si me lo planteo, mejor o peor, pero no veo ningún género que no, novela romántica, erótica, ciencia ficción, fantasía… cualquier cosa.

     

    ¿Te has planteado alguna vez escribir algo que no sea histórico?

    Sí, estoy pensando en escribir una novela policiaca, más que nada porque me lo piden mucho.

     

    Dicen que para escribir bien, lo mejor es escribir sobre lo que uno sabe…

    Claro, pero después de estar todo el día viviendo en una novela policiaca llegas a casa y te apetece olvidarte un poco. Pero es posible que un día la escriba, además de que la documentación ya la tengo hecha, igual me pongo y hago una novela policiaca. Hay muchas historias y, además, me gusta, llevo veintitrés años viviendo historias.

     

    ¿Crees que estás en el siglo equivocado?

    No, de hecho a mí no me gustaría vivir en ningún otro momento y menos en la Edad Media. Creo que vivimos en la mejor época, aunque ahora la cosa esté mal tantos avances y tanta libertad no lo cambiaría. La mejor época, sin duda.

     

    Leyendo el libro lo puede llegar a parecer por cómo defines cada momento y cada escena…

    Gracias por decirme eso, pero después de estudiar esa época me he dado cuenta de que era tan fácil morir, se tenía tan poca estima a la vida, valía tan poco la vida… estabas expuesto a tantas enfermedades, a tantas injusticias no solo de guerras sino también sociales, y luego solo había una pequeña porción de la población que vivía relativamente bien, pero la mayor parte tenían una vida cortísima. No lo cambiaría en absoluto.

     

    Fina Grau

     

    .VOLVER A ENTREVISTAS -> -> ->.

  • Volver