ENTREVISTA

  • Francisco Gallardo
    LA ÚLTIMA NOCHE
  • «Me siento mejor cuando estoy escribiendo, es casi como una terapia, una forma de vida»
  • Entrevista a Francisco Gallardo. La última noche

     

    Este es su segundo libro.

    Sí, en el año 2008 publiqué El Rock de la calle Feria, que fue finalista del premio Tigre Juan de novela, y ahora acabo de publicar La última noche.

     

    ¿Qué ha supuesto este premio para usted?

    Pues, yo no escribo pensando en premios, lo que ocurre es que, bueno, cuando ves la posibilidad de recoger un premio, eso hace que la novela sea más visible, que llame más la atención…, y es una ayuda para la novela. Tampoco hay que olvidar que el premio Ateneo es una institución muy vinculada a la historia literaria de Sevilla.

     

    ¿Fue complicado introducirse en la mente de una mujer? De una y de muchas.

    Posiblemente sí. Me interesaba el punto de vista femenino, porque los datos históricos de los varones son fiables, fidedignos; pero de las mujeres, en concreto de la protagonista, Sara Avenzoar, y de su madre, no teníamos datos. He tenido que ficcionarlas. Es un juego que he hecho a propósito; los datos de los varones son históricos y los de las mujeres son ficción, entre otras cosas porque la Historia ha hablado, hasta hace muy poco, más de varones que de mujeres.

     

    En la novela digamos que homenajea a la ciudad de Sevilla ¿Llevaba idea de hacerlo? ¿O surgió?

    Hay dos ciudades. La novela transcurre entre Sevilla y Marrakech, y, más que un homenaje, mi intención era describir la Sevilla almohade, que me parece un período histórico muy interesante. Sevilla estuvo durante cincuenta o sesenta años prácticamente en obras. Se construyeron la Giralda, el puente de las Barcas, el Alcázar, es decir, se transformó la ciudad como se hizo en el noventa y dos para la Expo. Sí, me interesaba esa Sevilla de la que quedan muchos vestigios, pero también me interesaba muchísimo su paralelismo con Marrakech, que se estaba construyendo con los mismos califas, con los mismos arquitectos que viajaban a uno y a otro lado del estrecho, creando así como un juego de espejos.

     

    Entrevista a Francisco Gallardo. La última nocheHa optado por seguir una estructura temporal lineal ¿Ha estado tentado a hacer uso de los saltos temporales? Se lo pregunto porque hoy día es muy habitual.

    Sí, sí lo pensé, pero también pensé que una crónica de la época es más fiable. Es decir, en aquella época era difícil imaginar ese recurso narrativo, pero aparte, sí que le di vueltas al asunto, a la estructura. Yo quise que fluyera, al estilo de la tradición oral árabe, de Las Mil y una Noches; incluso la estructura de los capítulos, como pequeñas narraciones, los hice así a propósito.

     

    La abuela de la protagonista está presente a lo largo de toda la novela. A día de hoy, ¿Se tienen en tanta estima los proverbios, los refranes, como antiguamente? ¿Siguen siendo necesarios?

    Evidentemente se han sustituido por lemas publicitarios. Y con Internet el proverbio ha quedado muy anticuado, obsoleto. Yo lo que intenté con la abuela era definir, solamente con proverbios, a un personaje, y eso es lo que intenté. Un personaje que es una referencia constante en la vida de la protagonista. El vínculo que le une a su abuela son los proverbios.

     

    Entrevista a Francisco Gallardo. La última noche¿Cómo compagina la escritura con el resto de sus actividades?

    Bien. La novela, decía Henry James, que solo es cuestión de tener voluntad para hacerlo. Yo creo que la ficción es insistir, es persistir, y dedicarle muchas horas. Cuando tú quieres hacer algo, le sacas horas. Yo me encuentro muy a gusto pasando consultas y trabajando como médico, y no veo ninguna contradicción, ni ningún problema. Creo que son complementarios, es decir, puedo ver a bastantes pacientes en consulta, y luego la actividad solitaria de escribir lo compensa un poquito todo, y se nutren una de otra. Lo compagino bastante bien, además yo creo que lo ideal sería eso, seguir siendo médico y escribiendo.

     

    ¿Va a aprovechar el empujón del premio para seguir con nuevas obras?

    Sí, yo voy a seguir escribiendo. Pensé mucho, dudé mucho en publicar. He tenido mucho pudor en ese aspecto, y lo sigo teniendo. Ya estoy con una tercera novela. Yo escribo porque, entre otras cosas, me siento mejor cuando estoy escribiendo, es casi como una terapia, una forma de vida. Si luego llega a mayor número de lectores, pues mejor.

     

    ¿Cuáles son los libros de cabecera de Francisco Gallardo?

    Es una buena pregunta y de difícil respuesta, pero lo intentaré. El extranjero, de Albert Camus, me marcó mucho. Por poner un botón de muestra de la literatura hippie, On the road, de Kerouac, y luego Cortázar, o americanos como Cormac McCarthy; o Murakami. También Enrique Vila Matas, soy vilamatiano. Afortunadamente hay muchos escritores a los que admiro y de los que aprendo mucho como lector. Me gusta abordarlos puramente como lector, disfrutar de su lectura sin intentar ir más allá. Son escritores que me han enseñado mucho, muchísimo.

     

    Muchas gracias.

     

     

     

                                                                                                                                                      Juan Español

     

    .VOLVER A ENTREVISTAS -> -> ->.

  • Volver